Entradas

Chimenea de leña

¿Tienes una chimenea de leña? ¡Elige la mejor madera!

Si eres de los que tienen una chimenea, estufa o cocina económica de leña en tu casa, descubre con nosotros que tipos de madera existen para su uso y cuál es la que mejor se adapta a ti.

Leña

La madera es el primer combustible que los seres humanos empleamos como especie, cuando fuimos capaces de dominar el fuego, en el combustible más natural y que nos conecta con nuestros orígenes. Al igual que todos los combustibles libera CO2, en similar cantidad a la que liberaría la planta en el caso de sufrir un proceso de putrefacción natural. Sin embargo carece de emisiones (o en su caso son mínimas) de azufre, plomo monóxido de carbono o hidrocarburos que sí que están presentes en otros combustibles.

Cocina económica de leña

Según la especie de árbol, la madera presenta distintas características, dividiéndose mayoritariamente en dos grupos: maderas blandas y maderas duras. En ambos casos el aspecto más importante de cara a su uso como combustible es el correcto secado de la misma, recomendándose que el grado de humedad que presente oscile entre el 10 y el 15 %. Para ello, se deberá cortar en invierno y reservarse hasta el año próximo convenientemente apilada en un lugar que permita su correcta ventilación, para que el secado sea eficaz y no se generen bichos. Cubrirla con un toldo es buena práctica, siempre que este no cubra tu totalidad, de tal manera que la proteja del agua pero permita la circulación del aire.

Chimenea de leña

Dentro de las maderas blandas nos encontramos el abeto, el pino, álamo, castaño o sauce. Sus densidades oscilan entre los 300 y 350 kg/m3. Su llama es alargada, la combustión es más rápida y apenas dejan brasas.

Las maderas duras tienen mayor densidad, llegando hasta los 400 kg/m3, su llama en más corta, su combustión más lenta y dejan más brasas. En este grupo podemos citar el roble, el haya, la encina o el olmo.

Madera blanda o dura que elijas, recuerda que un buen mantenimiento del aparato calefactor es crucial para alargar su vida útil. Para todo lo que necesites, ¡aquí estamos!

pu

Recupera el pasado

Una casa en el campo. El sueño de muchos para disfrutar de la slow life style. El encanto de las casas de pueblo hace que valoremos esos momentos de desconexión y, qué mejor que hacerlo en un espacio cómodo, hogareño, confortable y acogedor.

Si estás pensando en reformar la antigua vivienda donde nacieron tus abuelos, no olvides que se trata de un hogar especial. Ten siempre presente que no es tu piso de la ciudad. Por tanto, las necesidades arquitectónicas y decorativas son diferentes. Más que eliminar y derribar, el truco está en saber aprovechar espacios y elementos. Además, no te olvides de aportar más luz y destacar esos puntos fuertes, esencia histórica de esa casa.

Acorde con una decoración a tu gusto y en armonía con el entorno natural, piensa que a la hora de acondicionar una casa de pueblo es importante ponerla al día estructuralmente y con las necesidades de habitabilidad que tenemos en la actualidad. Es cierto que se trata de un hogar con años a sus espaldas, pero no por ello hay que restar confortabilidad a la misma.

En este sentido, lo primero de todo que debes hacer es sanear la casa en todo lo referente a humedades, grietas, comprobar suelos, vigas, tejados; así como las correctas instalaciones eléctricas, de gas, calefacción y fontanería. Evita, de esta manera, posteriores quebraderos de cabeza.

Una vez realizada la parte más tediosa, es hora de hace volar tu imaginación en lo que a la decoración interior se refiere. ¿Cómo? Nosotros te ayudamos con unos sencillos trucos deco que harán que tu casa de campo luzca como en sus mejores años:

Descubriendo tesoros

El encanto de este tipo de casas reside en recuperar y dejar a la vista esas paredes de piedra, unas imponentes vigas de madera o esas contraventanas que quedarán perfectas con una buena limpieza y una capa de pintura. Si te atreves, puedes incluso pintar estas últimas de un color llamativo.

Suelos con años de historia

Madera, piedra y suelos hidráulicos. Tres materiales perfectos para una casa de pueblo y que dan protagonismo a la vivienda nada más poner un pie en ella. No escondas esa arquitectura con toques campestres y acompáñala de paredes limpias y blancas. Deja que entre la luz.

_DSC8353 copia_preview

El arte del reciclaje

Lo mismo sucede con esos muebles antiguos que te dejaron en herencia y a los que puedes dar un nuevo aire con pinturas de colores claros y cálidos.

Espacios amplios

Piensa en los ratos que tú y tu familia vais a pasar en esta casa. Imagina recibir a los amigos los fines de semana. Así, comunica las estancias y dales luz y protagonismo. A la hora de decorar las habitaciones, los tonos pastel en los accesorios decorativos darán ese toque vintage y rústico que buscabas cuando te pusiste manos a la obra.

GRATO PARQUET_2_preview

Con estas pautas y nuestra ayuda profesional, tu casa del pueblo quedará sencillamente ¡genial!

eco (1)

Bio-interiorismo: interiorismo sostenible

La preocupación por el cuidado del entorno natural que nos rodea va ganando adeptos. Ya no solo en lo que se refiere a optar por una comida sana o por actitudes más saludables en nuestro día a día. Vivir en un espacio natural, sostenible y respetuoso con el medio ambiente es una fantástica alternativa para aquellos que se preocupan por cuidar un poco más del planeta.  Solución que también se extiende a la casa en la que vivimos y que nos lleva a movimientos como el bio-interiorismo o la bio-construcción. Ambos conceptos ya no se refieren únicamente a la edificación más ecológica, sino que se pretende impulsar un cambio de mentalidad en este sentido.

De todas las definiciones de bio-interiorismo, este puede definirse como el diseño de espacios habitables que reduzcan el impacto sobre el medio ambiente; pero sin olvidar la creación de un hogar acogedor y racional. En este sentido, ya no solo hablamos de una preocupación medioambiental sino de viviendas armoniosas con la naturaleza, así como saludables para las personas que viven en ellas. 

¿Por qué una vivienda ecológica?

Un hogar sostenible puede disponer de los mismos adelantos que uno convencional y ventajas más que evidentes: un mayor ahorro energético, lo que conlleva a un menor impacto medioambiental de nuestra casa. En definitiva, un ahorro económico para nuestros bolsillos.

Si estás pensado en hacer una reforma ecológica en tu casa, no te pierdas estos consejos que te ofrecemos para lograr un hogar más sano y natural:

Materiales naturales

En este tipo de construcciones se emplean materiales reciclados, que sean naturales, orgánicos y, por su puesto, renovables. Productos que posean certificados ecológicos y que no sean dañinos para la salud. Y es que la bio-construcción no es algo que esté de moda hoy en día. Nuestros antepasados  ya vivían en casas construidas de forma artesanal con tierra, piedra o madera.

Paredes ecológicas / Suelos naturales

En el caso de paredes y suelos también es posible trabajar con elementos eco; además de garantizar un óptimo aislamiento con materiales respetuosos con el entorno natural como son el corcho, la celulosa o las fibras vegetales.

Tanto las pinturas y barnices que se usen en el exterior como en el interior deben ser naturales, transpirables y que, a ser posible, no emitan gases tóxicos. Evitaremos, además, la aparición de humedades en nuestro hogar.  

Para el caso de los suelos, lo más aconsejable es elegir materiales que emitan una baja radiación; además de que cuenten con un origen lo más natural posible. Es el caso de la piedra, el barro o la madera.

 

No queda duda alguna de las múltiples ventajas, tanto para el medioambiente como para nuestra salud y la de los nuestros, que nos ofrece la apuesta por viviendas sostenibles. Si quieres invertir en salud en tu hogar realizando una reforma ecológica, ¡no tienes más que consultarnos!

 

Cocina madera

Tendencias: materiales naturales en casa

Una de las tendencias en decoración que más importancia ha cobrado en los últimos años es la utilización de materiales naturales en el hogar. La preocupación por un modo de vida más sostenible y los nuevos avances en el tratamiento ecológico de los materiales naturales permiten reducir el impacto de los productos químicos y crear hogares más saludables.

Pero no se trata solo de salud sino también de estilo. Los más recientes proyectos decorativos utilizan sin timidez este tipo de materiales para añadir personalidad y sofisticación a los hogares. Aunque el producto estrella cuando hablamos de materiales naturales es la madera, la tendencia en decoración va mucho más allá: piedra en paredes, barro y terracota en suelos, mármol, metales, pero también nuevas fibras como el bambú, que se está imponiendo en todo tipo de usos decorativos debido a su gran versatilidad y durabilidad.

Lujo y comodidad

A veces se asocia la utilización de materiales naturales con el estilo rústico, pero esta tendencia en decoración se aleja de las convenciones tradicionales. Los materiales naturales se utilizan de manera discreta y neutra para crear ambientes de lujo y comodidad  y sus pequeñas imperfecciones  se aprovechan para afirmar el estilo y la individualidad un proyecto decorativo.

Calidad y durabilidad

La decoración con materiales naturales nunca pasa de moda. La larga vida y la resistencia de de los materiales de calidad permite rentabilizar su inversión. Si se eligen con acierto, los muebles, revestimientos e incluso objetos decorativos realizados en este tipo de materiales nunca llegan a cansar y adquieren nueva vida con simples cambios de decoración en el color de las paredes o los textiles.

Hogares más saludables

Las nuevas técnicas en el tratamiento de los materiales naturales han reducido al mínimo el impacto de los productos químicos en el hogar. Las fibras, maderas y revestimientos de este tipo proporcionan soluciones de decoración que aprovechan sus cualidades naturales de aislamiento o impermeabilidad y eliminan las alergias y problemas de salud causados por tratamientos más agresivos o materiales sintéticos. Uno de los cambios importantes de los últimos años es la utilización cada vez más frecuente de este tipo de materiales en las habitaciones infantiles para proteger la salud y el bienestar de los más pequeños.

Bambú, el nuevo producto estrella

El bambú es uno de los materiales de decoración cuyo uso más se ha extendido en los últimos años. El rápido crecimiento de esta planta hace que el impacto ecológico de su producción sea menor que el de otras maderas. Tiene una gran durabilidad y resistencia a la humedad y su versatilidad lo convierte en un componente adecuado para todo tipo de usos decorativos: desde suelos hasta revestimiento de paredes pasando por muebles, menaje u objetos decorativos.

En todas partes

La corriente de utilización de materiales naturales no se limita a su uso en las piezas clave de un proyecto decorativo o de construcción. Cada vez son más frecuentes los objetos decorativos, de menaje, iluminación o textiles fabricados en materiales nobles y con tratamientos ecológicos. Una de las tendencias que ha resurgido con fuerza últimamente es la introducción de elementos de decoración fabricados artesanalmente con fibras naturales, desde el yute y el mimbre a la seda o el lino.

¿Qué factor os parece más importante a la hora de decidiros por materiales naturales para vuestro hogar? ¿La salud o los aspectos decorativos? ¡Estamos deseando que compartáis vuestra opinión con nosotros!