eco (1)

Bio-interiorismo: interiorismo sostenible

La preocupación por el cuidado del entorno natural que nos rodea va ganando adeptos. Ya no solo en lo que se refiere a optar por una comida sana o por actitudes más saludables en nuestro día a día. Vivir en un espacio natural, sostenible y respetuoso con el medio ambiente es una fantástica alternativa para aquellos que se preocupan por cuidar un poco más del planeta.  Solución que también se extiende a la casa en la que vivimos y que nos lleva a movimientos como el bio-interiorismo o la bio-construcción. Ambos conceptos ya no se refieren únicamente a la edificación más ecológica, sino que se pretende impulsar un cambio de mentalidad en este sentido.

De todas las definiciones de bio-interiorismo, este puede definirse como el diseño de espacios habitables que reduzcan el impacto sobre el medio ambiente; pero sin olvidar la creación de un hogar acogedor y racional. En este sentido, ya no solo hablamos de una preocupación medioambiental sino de viviendas armoniosas con la naturaleza, así como saludables para las personas que viven en ellas. 

¿Por qué una vivienda ecológica?

Un hogar sostenible puede disponer de los mismos adelantos que uno convencional y ventajas más que evidentes: un mayor ahorro energético, lo que conlleva a un menor impacto medioambiental de nuestra casa. En definitiva, un ahorro económico para nuestros bolsillos.

Si estás pensado en hacer una reforma ecológica en tu casa, no te pierdas estos consejos que te ofrecemos para lograr un hogar más sano y natural:

Materiales naturales

En este tipo de construcciones se emplean materiales reciclados, que sean naturales, orgánicos y, por su puesto, renovables. Productos que posean certificados ecológicos y que no sean dañinos para la salud. Y es que la bio-construcción no es algo que esté de moda hoy en día. Nuestros antepasados  ya vivían en casas construidas de forma artesanal con tierra, piedra o madera.

Paredes ecológicas / Suelos naturales

En el caso de paredes y suelos también es posible trabajar con elementos eco; además de garantizar un óptimo aislamiento con materiales respetuosos con el entorno natural como son el corcho, la celulosa o las fibras vegetales.

Tanto las pinturas y barnices que se usen en el exterior como en el interior deben ser naturales, transpirables y que, a ser posible, no emitan gases tóxicos. Evitaremos, además, la aparición de humedades en nuestro hogar.  

Para el caso de los suelos, lo más aconsejable es elegir materiales que emitan una baja radiación; además de que cuenten con un origen lo más natural posible. Es el caso de la piedra, el barro o la madera.

 

No queda duda alguna de las múltiples ventajas, tanto para el medioambiente como para nuestra salud y la de los nuestros, que nos ofrece la apuesta por viviendas sostenibles. Si quieres invertir en salud en tu hogar realizando una reforma ecológica, ¡no tienes más que consultarnos!

 

VERDE

Arquitectura sostenible: reduciendo la huella ecológica de los edificios

La arquitectura sostenible tiene como objetivo reducir el impacto ambiental negativo de la construcción a lo largo de todas las fases de la vida de un edificio. Para conseguir esta reducción, la arquitectura sostenible presta especial atención a los materiales utilizados en su construcción, la energía necesaria para su mantenimiento y los residuos que se generan. A grandes rasgos, estos son los aspectos que caracterizan a un edifico construido según los principios de la arquitectura sostenible:

Materiales utilizados en la construcción

La arquitectura sostenible da preferencia a los materiales naturales de producción local, reciclados o reciclables, con un bajo impacto en el medio ambiente y en la salud de las personas. Estos materiales tienen la ventaja de ser duraderos y tener un índice mínimo de emisión de compuestos volátiles orgánicos, responsables del síndrome del edificio enfermo y de numerosos problemas de salud. Un ejemplo de estos materiales es la línea de pinturas Kerakover Eco, basadas en compuestos minerales orgánicos respetuosos con el medio ambiente.

Consumo reducido de agua y energía

Los edificios construidos de acuerdo con las recomendaciones de la arquitectura sostenible buscan una mayor integración con el entorno, aprovechando al máximo las fuentes de iluminación y termalización naturales y utilizando soluciones que reducen el consumo de agua y energía. Para conseguir esta reducción se estudia la orientación del edificio, su exposición, las fuentes de energía renovable disponibles y la eficiencia de los cerramientos y el aislamiento del edificio.

Reducción de los residuos

Para minimizar los residuos originados por un edificio, la arquitectura sostenible se fija en dos aspectos principales. Por un lado, busca la utilización de materiales de construcción que puedan reciclarse o reutilizarse una vez finalizada la vida útil del edificio. Por otro lado, hace hincapié en el diseño de sistemas que reduzcan y aprovechen los residuos generados por los habitantes del edificio, como los circuitos dobles de agua o la creación de sistemas de reciclaje de residuos o de compostaje.

Fotografía: Tom Chance from Peckham - flickr: Wind cowl chatter, CC BY-SA 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=11884927

Fotografía: Tom Chance from Peckham – flickr: Wind cowl chatter, CC BY-SA 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=11884927

Beddington Zero Energy Development, un ejemplo notable de arquitectura sostenible

La urbanización Beddington Zero Energía Development (BedZed), en el distrito londinense de Sutton, es un ejemplo de proyecto urbanístico basado en los principios de la arquitectura sostenible. Esta comunidad de viviendas sociales está integrada por 82 viviendas y 1405 metros cuadrados de oficinas y su construcción en 2002 ha servido de ejemplo para la edificación de otras ecocomunidades en todo el mundo. Más del 15% de los materiales utilizados en su construcción son reutilizados o reciclados y el 52% de los mismos son locales, producidos a menos de 70 km de la urbanización.

Pero en lo que destaca BedZed es en su espectacular aprovechamiento de energías renovables y la drástica reducción del consumo de energía y agua: la huella ecológica de esta comunidad  tiene un índice de 1,7, casi la mitad del índice medio británico que es de 3. Estas cifras se han conseguido gracias a sistemas de eficiencia energética integrados en todas las construcciones y a un modelo de comunidad basado en el ahorro común y el uso compartido de los recursos. Además de contar con una gran superficie de paneles solares, el agua se calienta de manera comunitaria y se distribuye mediante tuberías subterráneas que sirven como sistema de calefacción. Todas las viviendas cuentan con sistemas de aislamiento y ventilación de gran eficiencia y de reutilización de aguas grises y aprovechamiento del agua de lluvia. Existen proyectos de transporte comunitario y compartido y se promueve la utilización de medios de comunicación de bajo impacto ecológico.

Diseño sin título (72)

¿En qué consiste la construcción sostenible?

La construcción sostenible es una aproximación al diseño y la construcción de edificios que busca reducir el impacto ambiental de las construcciones teniendo en cuenta los principios del desarrollo sostenible. La reducción de este impacto se consigue con medidas de ahorro energético y de recursos en todas las fases del ciclo de vida de un edificio. Además, la construcción sostenible tiene en cuenta los principios básicos de respeto al entorno y a las personas.

Medidas de ahorro: la eficiencia energética

El objetivo de la eficiencia energética es reducir la energía necesaria para su uso y, por lo tanto, la de las emisiones de CO2. La sostenibilidad del edificio se consigue mediante medidas bioclimáticas que tienen en cuenta todas las variables climáticas como temperatura, humedad, soleamiento o el impacto del viento. Gracias a una correcta integración del edificio en su entorno y a la planificación de sistemas adecuados de aislamiento y ventilación integrados en la estructura se reducen las necesidades energéticas en las tres partidas más importantes:

  • Calefacción
  • Refrigeración
  • Iluminación

El aislamiento térmico del edificio desempeña un papel fundamental a la hora de disminuir el consumo de energía para la climatización. La orientación y el diseño de los huecos de las fachadas son también aspectos clave que influyen en el consumo de energía para climatización e iluminación.

Fuente: asiagreenbuildings.com

Fuente: asiagreenbuildings.com

 

Ahorro de recursos: materiales sostenibles e inteligentes

Los materiales utilizados en la construcción son los responsables de una parte importante del impacto ambiental de este sector. Para definir el grado de sostenibilidad de los materiales de construcción utilizados en un edificio se tienen en cuenta los siguientes aspectos:

  • Consumo de recursos naturales e impacto en los ecosistemas: se prefieren materiales renovables y que no provengan de ecosistemas sensibles.
  • Consumo de energía para su fabricación: los materiales tradicionales como la piedra y la madera utilizan menos energía en su fabricación que otros materiales como plásticos y metales.
  • Emisiones y sustancias contaminantes: se busca minimizar la emisión de sustancias perjudiciales para la salud y el medio ambiente como los CFC, las dioxinas o los compuestos orgánicos volátiles.
  • Residuos que generan: se eligen materiales que puedan reciclarse o reutilizarse al final de su vida útil, minimizando así su impacto.

Existen varias certificaciones y etiquetas que sirven para valorar la sostenibilidad de los materiales empleados en la construcción. El GreenBuilding Rating, desarrollado por Kerakoll, es un sistema de calificación que ha demostrado su utilidad a la hora de evaluar el impacto ambiental de estos materiales.

La construcción sostenible tiene ventajas indiscutibles como el ahorro en la factura de energía. También aboga por nuevos modelos urbanos integrados con el entorno y  respetuosos con el medio ambiente y con las personas. Muchas comunidades y ayuntamientos han desarrollado programas e incentivos destinados a promover principios de sostenibilidad en la construcción y rehabilitación de viviendas. Si estáis pensando en iniciar una obra o reforma y este tema os interesa, os invitamos a poneros en contacto con el equipo de profesionales de Jorge Fernández, que podrán asesoraros.

Passivhaus

¿Qué es la bioconstrucción?

Bioconstrucción

Imagen: hotel-r.net

Bioconstrucción, construcción sostenible, ecoconstrucción… todos son términos que se refieren a proyectos de edificación diseñados y ejecutados según principios de sostenibilidad que tienen como objetivo reducir al mínimo el impacto ambiental de las construcciones. La reducción de este impacto se aborda teniendo en cuenta la ubicación el edificio, los materiales de construcción, el aprovechamiento de la energía y la gestión de residuos. Los edificios construidos según estos principios no solo tienen un menor impacto ambiental sino que también han reducido el consumo de agua y energía y generan un entorno saludable y calidad de vida para sus habitantes.

Utilización de materiales

Las técnicas de bioconstrucción se basan en la utilización de materiales de construcción de bajo impacto ambiental, aprovechando al máximo las materias primas tradicionales y locales y reduciendo al mínimo los elementos de origen no natural. Los materiales utilizados se eligen teniendo en cuenta su permeabilidad y propiedades higroscópicas y su potencial reciclable una vez finalizada su vida útil. Los edificios construidos con estos materiales resultan en una excelente calidad del aire, puesto que se elimina la emisión de compuestos orgánicos volátiles y contaminantes y se permite que el edificio respire de manera natural, eliminando los problemas de humedades. Un ejemplo de estos materiales son las pinturas a la cal o al silicato, como las de la línea Eco de Kerakoll, de gran permeabilidad y libres de componentes tóxicos.

Aprovechamiento de la energía

Los ecoedificios están diseñados para aprovechar al máximo las fuentes de energía renovable y reducir el consumo de la misma mediante estrategias bioclimáticas como la orientación, el aislamiento del edificio y sistemas de ventilación natural. Los edificios de bioconstrucción tienen sistemas propios de generación de energía basados en fuentes renovables como la energía solar o la geotérmica. Esta combinación de consumo mínimo y generación de energía propia resulta en un ahorro significativo del gasto energético, que en algunos casos puede ser de hasta un 70% respecto a los edificios construidos mediante técnicas convencionales.

Residuos

Los criterios de bioconstrucción abogan por una reducción de los residuos generados por el edificio, reutilizando el agua en la medida de lo posible e incorporando estructuras de depuración. También se tiene en cuenta la reciclabilidad de los materiales utilizados en la construcción del edificio.

El Greenbuilding rating, del que os hemos hablado en ocasiones anteriores, es un sistema de medición del impacto de los materiales de construcción que, entre otros aspectos, cuantifica el impacto de los residuos generados por la construcción.

Calidad de vida

La cuidadosa elección de los materiales de bioconstrucción resulta en atmósferas habitables sanas, con aire de gran calidad y libre de emisiones de compuestos orgánicos volátiles y contaminantes. Las viviendas y edificios así construidos reducen las causas de alergias y problemas relacionados con el síndrome del edificio enfermo.

Ventajas de un proyecto de bioconstrucción

Las indudables ventajas de los edificios construidos según criterios de bioconstrucción hacen que estos sean cada vez más utilizados en todo tipo de construcciones, públicas y privadas. Estas técnicas suponen una reducción del impacto ambiental, un ahorro considerable en la factura energética y una mejor calidad de vida para sus habitantes. Si bien no todo el mundo puede aplicar estos criterios al 100%, muchos de ellos pueden aplicarse en mayor o menor medida en la mayoría de los proyectos de construcción y reforma: pequeños pasos con grandes resultados.

 

 

Fuente: Kerakoll

El Greenbuilding rating: un sistema de medición para calcular el impacto ambiental y en la salud de los edificios

En anteriores ocasiones os hemos hablados de los edificios Greenbuilding o de la ecoconstrucción, una forma sostenible de construcción que busca el ahorro de energía y la utilización eficiente de los materiales. Hoy queremos indagar un poco más en esta interesante propuesta y hablaros del Greenbuilliding rating, un sistema de valoración que mide el impacto de los edificios en el medio ambiente y busca crear hogares más sostenibles.

¿Qué es el sistema de valoración Greenbuilding?

El Greenbuilding rating o sistema de valoración de Greenbuilding ha sido desarrollado por el Centro de Investigación y desarrollo tecnológico de Kerakoll a partir de una rigurosa investigación sobre los efectos para la salud y el medio ambiente de la construcción. Dada la ausencia de normativa estandarizada en este área y la fragmentación de directivas transversales, el sistema de evaluación Greenbuilding rating busca establecer unos estándares internacionales para determinar el impacto ambiental y en la salud en el área de la construcción.

¿Qué mide el Greenbuilding rating?

Fuente: Kerakoll

Fuente: Kerakoll

El Sistema de evaluación Greenbuiling rating tiene en cuenta seis aspectos fundamentales de la construcción de edificios y los valora de acuerdo con su impacto en el medio ambiente y en la salud de sus usuarios. Estos seis aspectos principales son:

  • Utilización de minerales naturales restaurados o reciclados
  • Emisión de CO2
  • Utilización de materiales de construcción no nocivos para la salud y el medio ambiente
  • Calidad del aire en los interiores
  • Eficiencia energética del edificio
  • Reciclabilidad de los materiales de construcción una vez finalizada su vida útil

Certificación ECO

El Greenbuilding rating establece un sistema de calificación para certificar los materiales de construcción en una escala que va desde el ECO CERO para productos de baja sostenibilidad ambiental, hasta el ECO CINCO que se aplica a productos ecológicos y de bajo impacto ambiental.

Hogares más sostenibles y más sanos

La construcción es uno de los principales problemas globales para el medioambiente, responsable del 40% de las emisiones de CO2 y del uso del 38% de los recursos medioambientales. Además, la utilización de materiales de construcción con un alto número de sustancias volátiles nocivas para la salud tiene un gran impacto en la salud de los habitantes y usuarios de edificios, lo que se traduce en el aumento del número de alergias y síntomas derivados del síndrome del edificio enfermo. Los proyectos de construcción que hacen uso de la escala Greenbuilding rating se esfuerzan por minimizar su impacto en el medio ambiente y  crear ambientes más saludables.

Greenbuilding rating: una herramienta para una elección responsable

Los productos de construcción que ostentan la mayor calificación ECO de este sistema de clasificación garantizan las características de ecocompatibilidad previstas por el Greenbuilding rate. Su elección en la realización de proyectos de reforma o construcción de edificios supone una decisión comprometida con el medio ambiente y con el bienestar de los usuarios finales. Los productos de la línea Kerakoll, utilizados en los proyectos de Jorge Fernández, cuentan con la más alta Ecoclasificación de este sistema de rating y os permiten realizar la elección más sostenible y saludable en vuestros proyectos de reforma y construcción.

Fuente: Kerakoll

Fuente: Kerakoll

Fuente: Kerakoll

El síndrome del edificio enfermo

El síndrome del edifico enfermo se refiere a una serie de problemas y molestias de salud relacionados con los materiales de construcción de un edificio y con la calidad del aire. Las personas que sufren este síndrome, que según la Organización Mundial de la Salud afecta al 20% de la población occidental, presentan síntomas como cefaleas, náuseas, alergias e irritaciones de la piel y de las mucosas.

Fuente: Kerakoll

Fuente: Kerakoll

Las personas que presentan este síndrome pueden padecerlo durante años, a pesar de que se tomen medidas para solucionar los problemas. El síndrome del edificio enfermo a veces resulta difícil de diagnosticar debido a que no suele ir acompañado de lesiones orgánicas o físicas y las personas que lo padecen solo suelen llegar al diagnóstico por exclusión de otras patologías.

Las causas de este síndrome han sido atribuidas a sistemas de ventilación deficientes ligados a la emisión de compuestos orgánicos volátiles y contaminantes que se encuentran en muchos materiales de construcción y en los productos químicos utilizados para el tratamiento de los mismos.

Según el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, los edificios enfermos, que es como se denomina a los edificios relacionados con este síndrome, presentan una serie de características comunes como ventilación inadecuada y recirculación parcial del aire, construcción ligera y poco costosa, extensas superficies recubiertas con material textil y ambiente térmico homogéneo.

Aunque la percepción popular es que este problema se da solo en espacios públicos o de trabajo, la verdad es que las molestias y alergias causadas por materiales de construcción pueden darse en todo tipo de edificios y también en viviendas. Por eso es muy importante elegir los materiales de construcción adecuados y minimizar los riesgos derivados del uso de elementos químicos y la emisión de compuestos orgánicos volátiles.

Desde que la Organización Mundial de la Salud alertó en 1986 de los riesgos de este problema en la construcción, las principales instituciones y organismos de protección de la salud de todo el mundo pusieron en marcha medidas para la reducción de los elementos desencadenantes del síndrome del edificio enfermo. El problema, sin embargo, sigue existiendo, y muchos expertos advierten de que las medidas tomadas son todavía insuficientes.

El Centro de Investigación Greenlab, de Kerakoll, trabaja desde hace años en la investigación y desarrollo de técnicas y materiales alternativos de bioconstrucción que eliminen los problemas de salud derivados del síndrome del edificio enfermo y proporcionen atmósferas de trabajo y vida más saludables. En este sentido, los productos desarrollados en el Greenlab son innovadores en el área de la protección de la salud y la mejora de la calidad de vida y presentan niveles de emisiones y contaminantes muy inferiores a los que permite la ley.

Los materiales para la construcción Greenbuilding son naturalmente transpirables y no solo buscan la máxima reducción de las emisiones de compuestos orgánicos volátiles (COVs) sino que también estudian la eliminación de hongos, bacterias, mohos y otros contaminantes biológicos de los materiales de construcción con un gran impacto en la salud.

Sin duda, la elección de materiales de construcción eco-compatibles es una inversión inteligente en nuestro hogar y que como habéis podido leer, tiene influencia directa en nuestra salud.

Untitled design (12)

¿Qué es Greenbuilding? Una nueva generación de construcciones ecosostenibles

La construcción verde o ecoconstrucción es una forma de entender la edificación de manera que se garantice la sostenibilidad y el uso eficiente de los materiales en todas las etapas del proceso de construcción: desde la planificación y obra hasta su mantenimiento, funcionamiento y derribo.

Los fundamentos de la arquitectura Greenbuilding buscan la construcción de edificios respetuosos con el medio ambiente, con soluciones inteligentes para la reducción del consumo de energía y con materiales de construcción que minimicen el impacto medioambiental de los mismos. El resultado: edificios eficientes y respetuosos con el medio ambiente y con la salud de quienes los habitan.

Ahorro energético

Los edificios construidos según los principios del Greenbuilding están diseñados para ahorrar energía en su climatización e iluminación. Su construcción maximiza el aprovechamiento de las fuentes de luz y calor naturales y mejora las estructuras de aislamiento y ventilación. Este ahorro energético se traduce también en una reducción significativa de las emisiones de CO2 de los edificios ecosostenibles.

Reducción del consumo de agua

Uno de los aspectos clave de la ecoconstrucción es la reducción del consumo de agua y la protección de la calidad de la misma. Para conseguir estos objetivos, las construcciones verdes utilizan soluciones de ahorro de agua en grifos y sanitarios y promueven la construcción de sistemas separados de conducción del agua usada que permitan su reutilización.

Reducción del impacto ambiental

Otro de los aspectos fundamentales del Greenbuilding es la utilización de materiales naturales, reciclables y reciclados con baja toxicidad y mínimo impacto ecológico.

Los minerales reciclados utilizados en los productos Kerakoll y presentes en los proyectos de Jorge Fernández, provienen de restos de otros procesos y producen un ahorro doble de energía: por un lado el de la energía utilizada en la fabricación de materiales y por otro el que se utilizaría para eliminar estos residuos.

 

Una mayor calidad de vida

Cada vez más, los métodos modernos de construcción tienen en cuenta factores como la inocuidad de los materiales y la transpirabilidad de los mismos. No prestar importancia a estos aspectos tan importantes puede resultar en problemas respiratorios o cutáneos, alergias y cefaleas, que afectan al 20% de la población occidental según la Organización Mundial de la Salud.

El Centro de Investigación GreenLab de Kerakoll es pionero en la investigación y desarrollo de nuevos materiales de construcción eco-compatibles, naturalmente transpirables y con un contenido mínimo de compuestos orgánicos volátiles que se traducen en una reducción drástica de los contaminantes en el interior de los edificios y las alergias y problemas de salud asociados a los mismos.

Ventajas de las construcciones Greenbuilding

Además de las ventajas en términos de sostenibilidad y ecología, los edificios construidos bajo los principios del Greenbuilding ofrecen dos ventajas directas para los que los habitan o trabajan en ellos: un ahorro significativo y una atmósfera más salubre y habitable, libre de los problemas de salud que afectan en mayor o menor medida a los habitantes de otros edificios construidos con técnicas y materiales convencionales.

¿Qué os parece este tipo de construcción? ¿Habéis utilizado materiales de construcción ecológicos con anterioridad? Contadnos vuestra experiencia y compartid con nosotros en las redes sociales.